Música, alegría y fusión centroamericana caracterizaron la clausura del Congreso

Guatemala será país el anfitrión para el II Congreso Centroamericano

Por Jenniffer Jiménez

El Primer Congreso Centroamericano de Comunicación concluyó este viernes con mucha música y alegría pero también con una fusión centroamericana que enrumbará a los investigadores del istmo hacia un trabajo conjunto para los próximos años.

Después de una presentación de cortos elaborados por estudiantes de la Escuela de Comunicación Colectiva de la UCR; el agradecimiento y entrega de certificados por parte de la directora del Centro de Investigación en Comunicación, Patricia Vega, se hizo presente. En medio de una atmósfera de socialización, el Grupo Musical Experimental Universitario  dio color y vida al cierre del congreso.

La primera parte de la actividad comenzó a las 9:00 am con una muestra de cortos de los estudiantes de la Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva de la UCR. A pesar de que en un inicio se había planteado como una actividad donde se reunieron los estudiantes de toda Centroamérica, esta solo contó con la asistencia de costarricenses.

Se hicieron presentes, sin embargo, varios profesores y algunos de los expositores de los días anteriores. Entre las producciones presentadas se encontraban cortos de ficción como Catenam y El Cielo de los Tontos; documentales como El Maestro Cervecero; y videoclips musicales como el elaborado para la canción Flying Bull de Foffo Goddy y De Cara al Sol de Fuerza Dread.

Las declaraciones de Federico Blanco, presidente de la Asociación de Estudiantes de Comunicación, y Patricia Vega marcaron el cierre de la actividad.  Blanco y Vega agradecieron a todo el equipo que permitió que se desarrollara este congreso, en especial a Rodrigo Muñoz, al Centro de Investigación de Comunicación (CICOM) y edecanes por su participación activa y comprometida.

Música para todos

Un contrabajo, una marimba, guitarras, timbales y congas fueron los instrumentos utilizados para entonar los géneros de tambito, balada, salsa, rock y cumbia. La interpretación del  “Canto Espiritual de no a la guerra”, creada originalmente por los negros estadounidenses, dio inicio a esta presentación artística a cargo de trece estudiantes de diversas carreras.

El grupo entonó  un total de siete piezas musicales que combinaron canciones creadas en Costa Rica y 2 extranjeras. Tal es el caso del “Canto Espiritual” y la “Cumbia en azul” de la compositora colombiana Graciela Arango de Tobón.

La directora del grupo, Patricia Valverde Fallas, indicó que cuando se realiza una actividad en un país se suele presentar la música del país anfitrión, por lo que en este caso se decidió dar énfasis a la música costarricense.

Durante la presentación, estos 13 estudiantes bailaron y se movieron al ritmo de la música que recitaban. Entre un coro de voces, se recordaron canciones como: “El canto” un poema musicalizado de Joge de Bravo, “María” una balada de Rodolfo Emilio Morales, “Caballito Nicoyano” de Mario Chachón Segura, “Juana Escobár” del grupo de rock costarricense El Parque y  “Protégeme a los obreros” de Rodolfo Emilio Morales.

La “Cumbia en azul” fue la pieza con la que se cerró el evento. Las ovaciones y aplausos no se hicieron esperar para este grupo musical.

Guatemala acogerá el II Congreso de Centroamericano de Comunicación

Rosa Estrada Búcaro, comunicóloga y escritora guatemalteca, mencionó que el trabajo que hizo la UCR al organizar el primer congreso abrió la oportunidad para futuras reuniones y contactos con otros académicos. “Este congreso me permitió ver el panorama general, no solo en la teoría comunicacional; sino también las prácticas comunicacionales” indicó Estrada.

Por otro lado, también mencionó que el próximo congreso se prevé que sea de carácter interuniversitario y que se integren todas las universidades Guatemaltecas.

Patricia Vega señaló que este congreso deja mucho por delante. “Todos nos vamos con un saco lleno de ideas y de posibilidades. Abrió las puertas para que Centroamérica se integre a nivel de comunicación”.

Asimismo, mencionó el agradecimiento y alegría hacia Guatemala como futura casa del próximo Congreso. “Nos sentimos muy agradecidos y contentos en que Guatemala asuma el reto. Eso significa que va a haber continuidad. Ahora, al conocer nuestras líneas de investigación, podemos favorecernos unos a otros”.

Silvio Sirias, académico de la Universidad Centroamericana, dijo que seguir construyendo estos congresos es fundamental para continuar uniendo diferencias y cerrar un poco las brechas que existe entre los centroamericanos. De igual manera, expresó que el hecho de que Guatemala sea el siguiente país, motiva a que se sigan haciendo investigaciones.

Nuevas uniones, contactos, enriquecimientos de índole cultural y académicos son algunos de los resultados que deja este primer Congreso de Comunicación. La unión entre Centroamericanos y el deseo de compartir nuevos conocimientos son las principales motivaciones para asistir al II Congreso Centroamericano de Comunicación.