La comunicación en manos del pueblo: la voz del cambio social

Por Silvia Carvajal

Salud, ambiente, pobreza y género son las principales necesidades que deben rescatar los comunicadores que buscan cambiar el desarrollo centroamericano

¿Cuáles son los cambios logrados cuando se pone la comunicación en manos del pueblo? Este fue el tema del primer Simposio de la Comunicación y el Desarrollo en el marco del Primer Congreso Centroamericano de Comunicación que se realiza esta semana en la Universidad de Costa Rica.

Abarcando las necesidades de pobreza, salud y ambiente comunes a los países centroamericanos, las ponencias mostraron el papel de la comunicación para lograr estrategias de cambio, de toma de conciencia y de acción social. Los expositores presentaron las necesidades históricas del área y las propuestas que predominan en el campo de la comunicación social.

El profesor costarricense Harold Hütt, con su ponencia “La comunicación para el desarrollo como mecanismo de reivindicación social”, realizó un recorrido histórico de la comunicación para el cambio.

Según él, en la actualidad, las redes sociales han roto los paradigmas de censura y autocensura que existían en el pasado, ya que antes las necesidades locales no representaban un interés para los medios de masas pero, con la web 2.0, sectores que antes tenían límites de acceso, ahora pueden hacer públicos sus necesidades y carencias.

“La comunicación comunitaria se va enraizando para que cada comunidad pueda utilizar la comunicación como un elemento de reivindicación social y pueda exigir acceso a esta comunicación”, comentó Hütt.

La salud es un derecho básico que ha sufrido drásticos cambios en los últimos años en Costa Rica y en el resto del istmo.

Para adaptarse a estas necesidades cambiantes, la comunicación se ha puesto al servicio de la defensa de las instancias donde se recibe la atención médica.

De esto trataba la ponencia de Lisbeth Araya y Adrián Avendaño, “Comunicación para la salud: paradojas de su desarrollo en el marco de la medicina social y comunitaria costarricense”. Avendaño mencionó la influencia de Colombia como modelo de un paradigma de la comunicación para el cambio social adecuado para la medicina.

Además, destacó el papel de la comunicación en la salud: proporcionar a los pueblos la capacidad de ejercer mayor control sobre la salud. Esto se logra abriendo la salud como un proceso de diálogo igualitario y un intercambio e interacción de redes.

Otra ponencia que mostró qué se está haciendo desde la comunicación para la prevención en zonas rurales fue la de Elsy Vargas y Carlos Murcía, “Alternativas desde la comunicación de la salud para la prevención del dengue”.

Mediante campañas publicitarias para la prevención del dengue, este equipo de comunicación y salud pública integró la participación comunitaria en la gestión de problemas de salud en la comunidad de Roxana de Guápiles.

Las estrategias utilizadas lograron poner la salud en la agenda pública fueron efectivas en el cambio de actitudes, ya que se basaron en canales familiares, públicos segmentados y la participación y promoción de la salud mediante talleres.

Comunicación al servicio de las comunidades

Otra arista del desarrollo que tocaron los ponentes fueron los retos de la comunicación en servicio de las comunidades. Para evidenciar las carencias de las labores tradicionales, Eduaxis Alvarado realizó un cuento basado en sus experiencias como comunicadora social en Venezuela.

Alvarado narró la experiencia de una periodista quien se adentró en la comunidad de San José Obrero y logró plasmar las necesidades de esta zona en un proyecto que se gestó durante 6 años.

En este proyecto, se diferenció entre las actitudes que de un comunicador tradicional de las actitudes más especializadas de un comunicador social que trabaja para el desarrollo: paciencia, comprensión, apertura y flexibilidad.

De la misma manera, Marvin Amador analizó desde qué enfoque se está comunicando para el desarrollo, basado en su trabajo de 18 años con organizaciones sociales.

Partiendo de que los comunicadores tienden a considerar al otro como targets y públicos meta, el expositor planteó la pregunta de qué si se pueden propiciar transformaciones sociales desde esta visión.

Amador determinó que mientras la comunicación se oriente solamente a difundir, no se podrá lograr un cambio crítico. Se necesita una comunicación desde la lógica de la acción, más que la lógica de la difusión.

El primer día del Simposio de la Comunicación y el Desarrollo mostró el trayecto que ha tenido el desarrollo para la región centroamericana. En este panel se pudo conocer la investigación y los resultados en torno a las líneas de reflexión, alternativas, migraciones tecnológicas, y comunicación al servicio de las problemáticas sociales.