II Congreso Centroamericano abrirá sus puertas en Guatemala

Universidad Mariano Gálvez será la sede del segundo encuentro

Por Daniel Salazar M

El Primer Congreso de Comunicación termina con buenas noticias: la Universidad Mariano Gálvez de Guatemala espera abrir en el 2014 un segundo episodio de esta ventana para mostrar los avances de la comunicación en Centroamérica.

Este encuentro termina tras más de un centenar de ponencias y la oportunidad de decenas de investigadores para compartir proyectos e inquietudes de la región relacionadas con este campo de las ciencias sociales.

Rossana Estrada -comunicóloga de la Universidad de San Carlos de Guatemala-, Délia Crovi, -Vicepresidenta de la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC)- y Vicente Castellanos -representante para Centroamérica de ALAIC- comentaron brevemente sus experiencias en este primer Congreso.

En esta conversación participó también Moisés Jerez, decano de la Faculdad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Mariano Galvez de Guatemala, espacio que espera convertirse en la sede del próximo Congreso Centroamericano de Comunicación, el próximo año.

A continuación un resumen de la conversación.

¿Qué posibilidades abre para ustedes este I Congreso Centroamericano de Comunicación?

Vicente Castellanos:  La Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación pretende tener mucho más apoyo e incentivar mucho más la investigación en Centroamérica. Este fue un primer lugar donde, por suerte, estaban todos los paìses centroamericanos reunidos, lo cual nos permitió establecer una especie de vínculo inicial para seguir trabajando.

Rosanna Estrada: Un congreso me da la oportunidad de socializar la investigaciòn que estoy realizando durante los últimos años en Comunicación. Esta es una buena oportunidad para compartir lo que he investigado, así como ampliar y ver las otras visiones teóricas y las prácticas comunicacionales.

Esto es enriquecedor: nos dio la oportunidad de compartir con otras personas totalmente inmersas en la comunicación. También esto nos permite ver cómo va el desarrollo de las prácticas comunicacionales en las diferentes áreas en la región, porque ves ponencias de El Salvador, de todos lados y vas enriqueciéndote. La convivencia con otros comunicadores es un buen punto de partida.

¿Qué tan importante resulta la apertura de esta clase de espacios para nosotros, como comunicadores?

Moisés Jerez: Creo que el primer paso que ha dado Costa Rica nos motiva a que esto no se quede en el primer Congreso sino que le demos continuidad, basado en que es muy enriquecedor escuchar las ponencias de los investigadores que han hecho un trabajo de muy alto nivel.

Sus ponencias nos permiten conocer lo que está habiendo en la región, aplicar las nuevas tecnologías e intercambiar a nivel latinoamericano todo lo que pueda brindarse en un intercambio de desarrollo de comunicaciones entre la generación actual y las futuras comunicaciones. Un congreso como este nos da varias oportunidades: conocer lo que está haciendo cada país y cada universidad, dónde podemos aplicar mejor las tecnologías y lo que se ha investigado y ver dónde hay algunas debilidades que puedan trabajarse. Un congreso como este es necesario para que podamos seguir evaluando, conociendo, investigando más y evaluar qué estamos haciendo y hacia dónde vamos.

Délia Crovi: Venir aquí a Costa Rica nos demostró que no solo existen trabajos para capitalizar en la región sino que existe una capacidad de organizar un Congreso de esta magnitud que puede repetirse, seguramente, el año que viene en Guatemala.

Esto hace que se empiece a establecer una sinergia de encuentros: los congresos tienen una doble vida, no solo son las ponencias que se presentan, sino también las relaciones que se establecen en los pasillos, en las comidas y que permiten -sobre todo- conocer la agenda de investigación de la región. Nos pareció muy interesante que hay cierta tendencia a investigar ciertos temas que son temas coyunturales, este ha sido un encuentro importantísimo que seguiremos alimentando para que Centroamérica tenga una presencia efectiva en la Asociación nuestra y tenga un intercambio real con el resto de los investigadores del continente.

Precisamente, acabamos de conocer que el próximo congreso se realizará posiblemente en Guatemala en la Universidad Mariano Gálvez, el próximo año. ¿Qué podemos potenciar para el próximo congreso, qué nuevas oportunidades se abren?

Moisés Jerez:  Deseamos integrar un panel de científicos donde le demos continuidad al objetivo de este congreso y darle el peso de un nivel donde las ponencias sean de extraordinarias personas que han dado su tiempo y experiencia en la carrera, que han emprendido con su investigación y poder poner en práctica, a partir del segundo episodio, lo que se pueda realizar y ponerlo tangible con los medios de comunicación de cada país.

Esta investigación, este trabajo y estas ponencias, también deben ser trasladadas más allá de las universidades y ponerse en práctica para que los mismos jóvenes empiecen a incursionar en el campo de la investigación, para que el crecimiento en la academia sea más profundo.

Rossana Estrada: Todo repercute finalmente en nuestros estudiantes: si se les da un panorama holístico y no tan fragmentado y teórico. Es importante la teoría pero también hay que explorar la parte práctica.

Hay muchas debilidades, hay docentes repitiendo teorías que están desactualizadas, y que no han hecho la comunicación: la comunicación es teoría (porque la teoría te ilumina) pero también tiene que haber una práctica constante. ¿Cómo voy a dar un curso de Relaciones Públicas si no fui encargada de Comunicación en alguna entidad? Mis errores que corregí en el camino deben guiar a los estudiantes: todas esas cosas. Hay una academia luchando por salir, pero hay muchas debilidades.

En este Congreso hubo ponencias muy interesantes, pero también hubo algunas desactualizadas y algunos espacios donde hacía falta esa unión entre teoría y práctica. Por otra parte, los comunicadores no deben de ser solo manos de obra para los medios de comunicación: realmente deben desarrollar su intelectualidad. Eso es lo que hace falta en Centroamérica.

Ya finalizando este Congreso ¿salen ustedes satisfechos de la experiencia de esta semana?

Vicente Castellanos: Por supuesto, ha sido una muy buena experiencia.

Délia Crovi:  Completamente. Pienso que se abre una puerta enorme, tanto para la región al interior, como la relación de Centroamérica con el mundo. Este tipo de encuentros empiezan a institucionalizar la posibilidad de reunirse, de confrontar ideas con los demás y abrir espacios para los alumnos, que es algo fundamental.

Rossana Estrada:  También estamos contentos que ALAIC haya abierto las puertas a Centroamérica para la investigación. Ellos son una entidad tradicionalmente muy fuerte para la investigación.

Moisés Jerez:  Los que hemos venido representando a Guatemala nos sentimos honrados de tener su aporte y su apoyo. Queremos felicitar a los organizadores de Costa Rica que abrieron el camino a este nuevo objetivo: institucionalizar algo que beneficie a los estudiantes y que permite que la región crezca en comunicadores sociales de muy buena calidad que nosotros podamos tener en toda la región.

Pie de foto

De izquierda a derecha: Rossana Estrada, Délia Crovi, Vicente Castellanos y Moisés Jérez. Fotos de Bolívar Rojas